Lo que necesitas saber

 

“La escuela es mi segunda casa, pero mi casa es mi primera escuela”

Mtra. Genoveva Hi González

 

 

Acciones de los padres ante un hijo acosador

 

Es tu compromiso apoyar en la atención al acoso.

 

Los padres, al inicio de cada ciclo escolar, reafirman su compromiso  con las autoridades escolares para fortalecer el valor de la igualdad y solidaridad entre las hijas e hijos, la prevención de la violencia escolar desde el hogar y el respeto a sus maestros.

 

Acercarte a tu hijo, platica con él.

 

Conoce a los amigos de tu hijo y observa que actividades realizan los amigos de tu hijo.

Una vez que hallas creado un clima de comunicación y confianza con tu hijo pregúntale el por qué de su conducta.

 

Si comprobaste que tu hijo es un acosador, no ignores la situación porque seguramente se agravará , calmadamente busca la forma de ayudarlo.

 

Jamás uses la violencia para sancionar lo sucedido.

 

Demuéstrarle amor a tu hijo, pero también debes hacerle saber que no permitirás esas conductas agresivas e intimidatorias, deja muy claro las medidas que tomarás a causa de su comportamiento.

 

Cuando se detecta un caso de Bullying, los padres del niño y la escuela deben trabajar conjuntamente para resolver el problema de una forma inmediata.

 

Canaliza su conducta agresiva en actividades que le gusten, como una afición, ó algún deporte, algo cultural, artístico, etc.

 

Crea un ambiente en tu hogar donde el chico se sienta con la confianza de manifestar sus insatisfacciones y frustraciones sin agredir.

 

Practica y sé ejemplo para él de buenos modales.

 

Enseñarle a tu hijo a reconocer sus errores y a presentar disculpas a quienes haya hecho daño, elogia esa buena acción siempre.

 

Si tu hijo es la víctima ¿qué debes hacer?

 

Dígale a su hijo que merece ser tratado con respeto, anímelo a buscar ayuda con las autoridades escolares.

 

Investiga minuciosamente lo que está ocurriendo, platica con sus compañeros más cercanos, maestros, amigos y familiares.

 

Platica con tu hijo y hazle sentir que puede confiar en ti, así él se sentirá cómodo al hablar contigo acerca de todo lo bueno y lo malo que esté viviendo.

 

Hablen del tema. Escucha a  tu hijo , deja que se desahogue, no lo censures en sus comentarios ni interpretes su versión para hacer "pequeña" la situación.

 

Si efectivamente comprobaste que lo están acosando, mantén la calma y no demuestres preocupación, el niño tiene que ver en tu rostro la seguridad de que cuenta contigo.

 

No trates de resolver el problema diciéndole a tu hijo que se defienda y tome venganza, ésto empeoraría más la situación, es mejor que discutan como evadir contacto y situaciones con el acosador.

 

Debes ponerte en contacto con el maestro de tu hijo y con la dirección de la escuela, para ponerlos al tanto de lo que está ocurriendo, pídeles su cooperación en la resolución de los hechos.

 

En caso de que el caso continúe, tendrás que consultar a un abogado.

 

Si tu hijo se encuentra muy dañado emocionalmente por todo esta situación, busca la asesoría de un Psicólogo de la escuela, para que lo atienda, pero jamás te olvides que la mejor ayuda, en esos casos , es la de su familia.