Lo que necesitas saber

¿Qué deben hacer los Maestros?

 

Prevenir que el acoso escolar se presente en el platel educativo donde trabaja.

 

Propiciar confianza para que el acoso escolar sea denunciado.

 

Observar constantemente el comportamiento de los alumnos dentro y fuera del salón para identificar casos de Bullying.

 

Identificar a la víctima y al agresor.

 

Si has detectado a la víctima verifica preguntando a sus padres si el niño presenta dificultad para conciliar el sueño, dolores en el estómago, el pecho, la cabeza, náuseas y vómitos, llanto constante, etc. Si es necesario investigue y observe más al niño.

 

Siga al niño a una distancia prudente a los lugares donde comúnmente está sin vigilancia, seguramente se encontrará con la persona que lo está acosando.

 

Revise si en las paredes de los baños o las puertas de éstos, los niños estan escribiendo burlas y agresiones hacia alguien.

Platique con los compañeros más cercanos de los niños, pueden darle información valiosa.

 

Tenga consciencia de que tanto el agresor como la víctima sufren, y por lo tanto necesitan ser atendidos y tratados, por un profesional, Psicólogo o terapeuta familiar.

 

Cuando tenga conocimiento de conductas o circunstancias que se consideren acoso escolar el protocolo a seguir es el siguiente: